(Tomada de: La pedagogía como ciencia o EPISTEMOLOGIA)

Autor: Carlos Manuel Álvarez de Zayas

La eduacción para la vida: un proceso en desarrollo

La escuela cubana ha experimentado un desarrollo innegable en estos años de Revolución que ha garantizado que todos los niños y jóvenes dispongan de una institución para su educación. A estas se pueden sumar todo un conjunto de resultados cuya evidencia se constata en el desarrollo del país en los campos productivos, investigativos, deportivos, culturales, etc.

Sin embargo, hay todavía problemas presentes en el proceso docente-educativo que a su erradicación debe propender una educación para la vida, educación en el trabajo. Sin profundizar en la caracterización de esos problemas podemos relacionar los siguientes:

  • En la integración de la escuela con el proceso productivo, con la vida. Lo laboral se conceptúa como un elemento que se agrega a lo académico y no como algo que se integre como eje director del mismo. El trabajo no es parte del proceso, no es asignatura, no tiene profesores que respondan por él, se subordina y en ocasiones se subvalora con relación a lo teórico.
  • En la formación del estudiante, lo educativo se trata de alcanzar en un proceso ajeno a la instrucción. A esta se arriba en la asignatura, y a la educación en actividades complementarias. No siempre se le presta la debida atención a crear el clima afectivo en el proceso para que, mediante el ejemplo y la palabra del profesor, se garantice la formación de valores, sentimientos y convicciones en los educandos.

La presencia de elementos metafísicos en la concepción y desarrollo del proceso es el fundamento de todos estos problemas.

Hay quienes sustentan el criterio de que la Pedagogía no es una ciencia y por lo tanto no tiene sentido hablar de una teoría pedagógica. Esto hace todavía más difícil la superación de las deficiencias apuntadas y convierte este enfoque en el problema más complejo.

Para su superación proponemos una pedagogía en la vida, para la vida y por la vida que enriquezca los conceptos ya obtenidos y que como cuerpo teórico posee la pedagogía cubana y que tenga en cuenta las formulaciones más positivas de la escuela Latinoamericana y Mundial.

Comentarios


Deja un comentario