prop fis de los oxidosPropiedades físicas y estructura de los óxidos

Autora: MSc. Niurka Ramos Herrera




Las propiedades físicas de los óxidos son extremadamente variadas. Algunos son gaseosos a temperatura ambiente, como el dióxido diapositiva10oxidosde carbono, otros son sólidos de elevadas temperaturas de fusión, como los óxidos de magnesio y de calcio, y otros líquidos a temperatura ambiente como el agua.

El color, la solubilidad, el olor y otras propiedades también varían grandemente de unos óxidos a otros.

Teniendo en cuenta la composición de las sustancias, el elemento químico o los elementos químicos que las forman y la cantidad de átomos de estos elementos químicos presentes en las sustancias, se puede establecer una clasificación de las sustancias atendiendo precisamente a la composición. Se clasifican en sustancias simples y compuestas.
diap11oxidos
Las sustancias simples se clasifican atendiendo a la composición en metales y no metales.

Comenzamos en este tema el estudio de las sustancias compuestas, al introducir los óxidos, los que se clasifican atendiendo a la composición en óxidos metálicos y en óxidos no metálicos.



La mayoría de los óxidos no metálicos son sustancias moleculares. En las moléculas de estos compuestos los átomos de los elementos no metálicos y los del oxígeno se mantienen unidos por medio de enlaces covalentes. En los óxidos no metálicos, los electrones son compartidos entre átomos de distintos elementos químicos, en este caso átomos de oxígeno y de carbono en el dióxido de carbono y átomos de oxígeno y de nitrógeno en el monóxido de nitrógeno. diapositiva12oxidosEn las moléculas representadas, los electrones son más atraídos por los átomos de oxígeno que por los de carbono (en el dióxido de carbono) y de nitrógeno (en el monóxido de nitrógeno). Los átomos de oxígeno son más electronegativos, atraen con mayor fuerza los electrones compartidos en el enlace, por lo que adquieren una densidad de carga negativa. Los átomos de carbono y de nitrógeno adquieren una densidad de carga positiva, ya que atraen a los electrones del enlace con menor fuerza, en cada una de las sustancias. En el ejemplo del dióxido de carbono, el compartimiento desigual de los electrones de un enlace covalente provoca que aparezcan dos polos, uno negativo sobre los átomos que atraen con mayor fuerza los electrones y uno positivo sobre los que atraen con menor fuerza los electrones del enlace, por eso el enlace se clasifica como covalente polar. Sin embargo, en este caso la geometría de la molécula hace que esta sea apolar.

Es necesario destacar que las sustancias moleculares pueden presentar enlace covalente polar entre sus átomos, lo que depende de la diferencia de electonegatividad de estos, y moléculas apolares, porque la polaridad de la molécula depende de su geometría espacial. El enlace covalente en que los electrones se encuentran más atraídos por un átomo que por otro recibe el nombre de enlace covalente polar, para distinguirlo del que se produce entre átomos iguales que es no polar o apolar. Cuando se hace mención a la electronegatividad, se está haciendo referencia al poder de atracción que un átomo ejerce sobre los electrones compartidos en el enlace covalente. El elemento oxígeno es uno de los más electronegativos, superado solo por el flúor, por eso en los óxidos no metálicos los átomos del elemento oxígeno generalmente tienen densidad de carga negativa.

Conclusión

Las relativamente bajas temperaturas de fusión y de ebullición de los óxidos no metálicos, óxidos moleculares, se deben a que, para el cambio de estado no se rompen los enlaces entre los átomos sino las interacciones entre las moléculas que son de poca intensidad y fáciles de vencer, por lo tanto hay que suministrar poca energía para vencerlas.



El óxido de magnesio es un sólido de color blanco. Tiene un valor muy elevado de temperatura de fusión. Al analizar esta propiedad se puede predecir que no es una sustancia molecular, por lo tanto sus partículas no están unidas mediante un enlace covalente polar. diapositiva13oxidos
El óxido de magnesio no está formado por moléculas sino por iones. Los iones se forman cuando un átomo pierde o gana electrones. Este óxido está formado por iones magnesio con dos cargas eléctricas positivas y por iones óxido con dos cargas eléctricas negativas. Los iones magnesio y los iones óxido se mantienen unidos por la fuerte atracción entre sus cargas eléctricas contrarias. El enlace que las mantiene unidas es el enlace iónico.

El enlace iónico se caracteriza por la transferencia de electrones entre átomos de muy diferente electronegatividad.

Conclusión

La mayoría de los óxidos metálicos son sólidos iónicos de elevadas temperaturas de fusión porque hay que suministrar mucha energía para vencer las fuertes interacciones electrostáticas entre iones de cargas opuestas.



Te sugerimos consultar los temas relacionados con las .


Comentarios


Deja un comentario