Los óxidos y el medio ambiente
Autora: MSc. Niurka Ramos Herrera
Actualmente la necesidad de proteger el medio ambiente es un problema de primer orden y de carácter mundial. Entre los principales agentes que contaminan nuestro planeta se encuentran los óxidos. Entre ellos el dióxido de carbono, monóxido de carbono, dióxido de azufre y los óxidos del nitrógeno. Pudiera pensarse que el dióxido de carbono no es un agente contaminante, ya que no posee propiedades tóxicas para los seres humanos, además de la importancia para la vida de las plantas, incluso en una atmósfera concentrada de dióxido de carbono las plantas crecen más. Sin embargo, un aumento del dióxido de carbono en la atmósfera de nuestro planeta es un peligro alarmante determinado por el llamado efecto invernadero. El tráfico continuo de personas y de mercancías supone la utilización de diferentes medios de transporte que consumen combustibles fósiles, básicamente petróleo.

diapositiva22El resultado es una elevada producción de dióxido de carbono, a la que hay que sumar la generada por las calefacciones o el tratamiento de residuos. Solo una pequeña parte de este dióxido de carbono es absorbida por la vegetación, de manera que los residuos gaseosos se acumulan en la atmósfera y pueden contribuir a incrementar el efecto invernadero. Efecto invernadero, término que se aplica al papel que desempeña la atmósfera en el calentamiento de la superficie terrestre. La atmósfera es prácticamente transparente a la radiación solar de onda corta, absorbida por la superficie de la Tierra. Gran parte de esta radiación se vuelve a emitir hacia el espacio exterior con una longitud de onda correspondiente a los rayos infrarrojos, pero es reflejada de vuelta por gases como el dióxido de carbono, el metano y el vapor de agua presentes en la atmósfera. Este efecto de calentamiento es la base de las teorías relacionadas con el calentamiento global. El contenido en dióxido de carbono de la atmósfera se ha incrementado aproximadamente un 30% desde 1750, como consecuencia del uso de combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón; la destrucción de bosques tropicales por el método de cortar y quemar también ha sido un factor relevante que ha influido en el ciclo del carbono.
El efecto neto de estos incrementos podría ser un aumento global de la temperatura, estimado entre 1,4 y 5,8 ºC entre 1990 y 2100. Este calentamiento puede originar importantes cambios climáticos, afecta a las cosechas y hace que suba el nivel de los océanos. De ocurrir esto, millones de personas se verían afectadas por las inundaciones. Se están intentado distintos esfuerzos internacionales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. En 1997 se reunieron en Kyoto representantes de los países integrantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, creada en el seno de la Cumbre sobre la Tierra, celebrada en Río de Janeiro en 1992.
En el Protocolo de Kyoto se estableció que los países desarrollados debían reducir sus emisiones de gases causantes del efecto invernadero en un 5,2% para el año 2012 respecto a sus emisiones en el año 1990. El protocolo entró en vigor en febrero de 2005, tres meses después de que Rusia lo ratificara y se alcanzaran las exigencias del propio protocolo, que señalaba que para que entrara en vigor debía ser ratificado por al menos 55 países desarrollados cuyas emisiones de gases de efecto invernadero sumaran el 55% del total.

diapositiva23
El monóxido de carbono se encuentra entre los gases de escape de los automóviles.

Es un gas incoloro, inodoro, insípido y sumamente tóxico. Se produce en la combustión incompleta de los hidrocarburos y de otras sustancias que contienen carbono.

Cantidades pequeñas de este gas pueden provocar la muerte, ya que al ser respirado se combina químicamente con la hemoglobina de la sangre, interfiriendo en la adecuada transportación del dioxígeno, y por esto las células mueren.


diapositiva24
El dióxido de azufre es uno de los contaminantes más dañinos del aire. Es un gas incoloro, tóxico, de olor sofocante.

Es el causante de la destrucción de la vegetación en zonas industriales en las cuales se queman combustibles que tienen un alto contenido de impurezas de azufre o en las que es un producto del proceso.






Óxidos de Nitrógeno (monóxido de nitrógeno, dióxido de nitrógeno) IMPORTANTE: Todo el mundo está expuesto a pequeñas cantidades de óxidos de nitrógeno en el aire. La exposición a niveles más altos puede ocurrir cerca de cocinas de gas, al quemar madera o querosén o si usted fuma. La exposición a altos niveles de óxidos de nitrógeno puede dañar las vías respiratorias. El contacto con la piel o los ojos puede producir quemaduras. El monóxido de nitrógeno y el dióxido de nitrógeno se han encontrado en por lo menos 9 y 6, respectivamente, de los 1 585 sitios de la Lista de Prioridades Nacionales identificados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA). ¿Qué son los óxidos de nitrógeno?

diapositiva25Los óxidos de nitrógeno son una serie de gases compuestos por nitrógeno y oxígeno. El monóxido de nitrógeno y el dióxido de nitrógeno constituyen dos de los óxidos de nitrógeno más importantes toxicológicamente; ninguno de los dos son inflamables y son incoloros a pardo en apariencia a temperatura ambiente. El monóxido de nitrógeno es un gas de olor dulce penetrante a temperatura ambiente, mientras que el dióxido de nitrógeno tiene un fuerte olor desagradable. Los óxidos de nitrógeno son liberados al aire desde el escape de vehículos motorizados, de la combustión del carbón, petróleo, o gas natural, y durante procesos tales como la soldadura al arco, galvanoplastia, grabado de metales y detonación de dinamita. También son producidos comercialmente al hacer reaccionar el ácido nítrico con metales o con celulosa. Los óxidos de nitrógeno son usados en la producción de ácido nítrico, lacas, tinturas y otros productos químicos. Los óxidos de nitrógeno se usan en combustibles para cohetes, en la nitrificación de compuestos químicos orgánicos y en la manufactura de explosivos.

¿Qué les sucede a los óxidos de nitrógeno en el medio ambiente?

Los óxidos de nitrógeno son degradados rápidamente en la atmósfera al reaccionar con otras sustancias comúnmente presentes en el aire. La reacción del dióxido de nitrógeno con vapor de agua lleva a la formación de ácido nítrico, el principal constituyente de la lluvia ácida. El dióxido de nitrógeno reacciona con la luz solar, lo cual lleva a la formación de ozono y smog en el aire que respiramos. Los óxidos de nitrógeno no se acumulan en la cadena alimentaria. El monóxido de nitrógeno y el dióxido de nitrógeno están presentes en el humo de tabaco, por lo tanto, la gente que fuma o que inhala humo de tabaco de segunda mano puede estar expuesta a los óxidos de nitrógeno. ¿Cómo pueden afectar la salud humana los óxidos de nitrógeno? Los niveles bajos de óxidos de nitrógeno en el aire pueden irritar los ojos, la nariz, la garganta, los pulmones, y posiblemente causar tos y una sensación de falta de aliento, cansancio y náusea.

La exposición a bajos niveles también puede producir acumulación de líquido en los pulmones 1 ó 2 días luego de la exposición. Respirar altos niveles de óxidos de nitrógeno puede rápidamente producir quemaduras, espasmos, dilatación de los tejidos en la garganta y las vías respiratorias superiores, así como la reducción de la oxigenación de los tejidos del cuerpo, y esto produce acumulación de líquido en los pulmones y la muerte. Si su piel o sus ojos entraran en contacto con altas concentraciones de monóxido de nitrógeno gaseoso o dióxido de nitrógeno probablemente sufriría quemaduras graves.

Comentarios


Deja un comentario