En los incendios generalmente se utilizan tres tipos de agentes extintores: dióxido de carbono y otros hidrocarburos halogenados, espumas y polvos químicos secos.
El dióxido de carbono es un gas que evita
diapositiva19 la combustión ya que desplaza el dioxígeno del aire que envuelve al fuego.
Los extintores de polvo contienen usualmente hidrógenocarbonato de sodio o potasio y cloruro de potasio como agentes básicos.
Otro tipo de extintor de polvo contiene fosfato de amonio y puede utilizarse también para apagar fuegos secos y eléctricos.
Los extintores de polvo suelen contener el agente extintor a presión y apagan el fuego por interrupción de la reacción de combustión.
Los extintores de espuma expelen una capa de espuma que actúa como barrera para aislar el material que se quema (combustible) del dioxígeno (comburente).

Comentarios


Deja un comentario