qca.jpgHidróxidos metálicos prácticamente insolubles en agua. Obtención y propiedades
Autora: MSc. Niurka Ramos Herrera



Las quemaduras se producen por exposición al fuego, a metales calientes, a radiación, a sustancias químicas cáusticas, a la electricidad o, en general, a cualquier fuente de calor (por ejemplo el Sol). Las quemaduras se clasifican según la profundidad del tejido dañado y según la extensión del área afectada. Una quemadura de primer grado, que sólo afecta a la capa superficial de la piel, se caracteriza por el enrojecimiento. Una quemadura de segundo grado presenta formación de flictenas (ampollas), y una de tercer graddiapositiva9.jpghido afecta al tejido subcutáneo, músculo y hueso, produciendo una necrosis. La gravedad de una quemadura también depende de su extensión. Las quemaduras químicas deben ser lavadas inmediata y profusamente, para diluir al máximo la sustancia corrosiva. Esta es una foto de una quemadura de segundo grado en una mano. Se observa la típica formación de ampollas por separación de la epidermis.

diapositiva10.jpghidAl mezclar disoluciones acuosas de sulfato de cobre (II) y de hidróxido de sodio, se forma un sólido azul verdoso prácticamente insoluble en agua que se deposita en el fondo del recipiente. Estas disoluciones contienen respectivamente iones Cu2+(ac), SO42- (ac) y Na+ (ac), OH- (ac).

Cuando se unen estas disoluciones ocurre una reacción química en la que se obtiene un precipitado, el hidróxido de cobre (II), y una disolución de sulfato de sodio donde están presentes los iones sulfato y los iones sodio, mediante el i
diapositiva11.jpghidntercambio entre sus iones respectivos.

Para conocer la solubilidad del hidróxido metálico obtenido, debes consultar la tabla de solubilidad de las sustancias y de esta forma, determinar si es poco o prácticamente insoluble en agua.


thmanocuestPuedes realizar las siguientes actividades de aprendizaje para profundizar en el contenido.

Comentarios


Deja un comentario