Entérate

Autora: MSc. Niurka Ramos Herrera



El Agua es un tesoro vital…


pila-de-agua

El agua es un tesoro vital, mucho mayor que el del oro o el petróleo, de ella depende la estabilidad del planeta y la continuidad de las especies que en él habitan.

Todo lo que perjudica al agua, repercute directamente sobre los ecosistemas que le rodean, por ello hay que ser consciente de cómo se administra y se consume. Cuanta más agua se emplee y despilfarre, más embalses y depuradoras harán falta; y es precisamente la construcción y funcionamiento de estas instalaciones una importante causa de deterioro medioambiental.





¿Qué hacemos con el agua?

Una adecuada administración del agua debe basarse varios aspectos fundamentales:

a) Ahorro del agua como recurso: Para conseguir un adecuado comportamiento ecológico en todos los aspectos cotidianos de la sociedad humana (energía, consumo, gasto económico, etc.), es necesario aplicar criterios de ahorro, sin los cuales es como intentar llenar un pozo sin fondo.

b) Eficiencia: Consiste en conseguir el mayor rendimiento, tanto en cantidad como en calidad, con el máximo ahorro.

c) Cero vertido: Se trata de una máxima ecologista que tiene como meta la no-producción de contaminantes, a través de la depuración de aguas, el tratamiento de residuos y la adopción de medidas y sistemas de producción limpios.

Consejos para implantar el hábito del ahorro y aprovechamiento del agua

 

En la actualidad se está reduciendo drásticamente la reserva mundial de agua. El cambio climático, la desertización, la superpoblación, la contaminación y el despilfarro atentan contra las reservas acuíferas del planeta.

La solución pasa por una concienciación a nivel individual y colectivo sobre la importancia de no contaminar ni despilfarrar el agua.

 

- Ser conscientes de cómo y en qué cantidad se usa el agua. No derrochemos el elemento más esencial para el planeta y las especies que en él habitan; un elemento más importante que el petróleo y más valioso que el oro, capaz incluso de provocar conflictos bélicos.

- Atención a los grifos que gotean. Una gota por segundo son treinta litros al día.

- En el aseo diario evitar dejar abierto el grifo innecesariamente.

- Recoger el agua de limpiar las verduras en un frasco y utilizarla para regar las plantas o fregar el suelo.

- Es útil y barato recoger el agua de lluvia. No se puede beber, pero sirve para limpiar la casa, regar el jardín, etc.

 

¡Es importante para ti y para todos!

Comentarios


Deja un comentario